Una muy clara definición de lo que es inocuidad, la publica el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, SENASICA en su página de Internet: La Inocuidad es la característica que garantiza que los alimentos que consumimos no causen daño a nuestra salud, es decir, que durante su producción se aplicaron medidas de higiene para reducir el riesgo de que los alimentos se contaminen con:

  • Residuos de plaguicidas.
  • Metales pesados.
  • Agentes de tipo físico que puedan causar una lesión al momento de consumir un alimento.
  • Microorganismos como E coli, Salmonella spp o Listeria monocytogenes, que pueden enfermar a los humanos.

En base a la importancia de la inocuidad en la producción y transformación de los alimentos surge hace once años Inocuo TV, su creador, Héctor Castellanos Jiménez, Ingeniero en Computación trabajó nueve años en una compañía donde desarrollaba software para el sector agropecuario y fue ahí donde inició su inmersión en el tema.

– Para poder fundar una empresa que tenga como misión difundir temas de inocuidad, se necesita tener pasión y conocimiento del tema ¿Cómo inicia Inocuo TV?
– Me parece que me di cuenta de la necesidad de difusión de la inocuidad, gracias a experiencias previas a este proyecto, detectamos que en el sector agroalimentario había muy poco conocimiento de lo que son las prácticas de trazabilidad, al involucrarnos conocimos las prácticas de inocuidad y detectamos que el sector estaba años atrás y surge la necesidad de abordar el tema en forma mucho más precisa, empezamos a tocar puertas con diferentes instituciones y líderes de opinión, con una muy grata respuesta, al grado que empezamos con un proyecto con un presupuesto de cuatro meses y al día de hoy son ya once años.

– ¿Cómo inicias la preparación de sus contenidos?
– Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a diferentes líderes de opinión, tanto de México como del extranjero, así como del sector oficial y privado; así nos han permitido compartir el conocimiento que ellos tienen, desde lo científico a lo empresarial, los retos que representan las buenas prácticas de inocuidad se vuelve algo bastante interesante y nuestra audiencia está muy involucrada en el tema de alimentos.

– En los últimos años las exigencias en este aspecto han subido mucho, por la normatividad y las necesidades de exportación, pero ahora aún más por el Covid.
– Definitivamente, una de las enseñanzas que nos ha traído esta pandemia, es que como ciudadanos tenemos pésimas prácticas de higiene, mucho del crecimiento de este virus se ha dado por la ausencia por completo de las prácticas de higiene; un ejemplo muy sencillo es que al acudir a un restaurante, prácticamente de cualquier nivel, hay una probabilidad muy alta de que las personas no se laven las manos. Si esta preocupación las transladas al sector alimentos, eso hace que las obligaciones sean aún mayores, desde la huerta, el empaque, el procesamiento etc. pues son alimentos que van a llegar a las mesas de los consumidores.

– Independientemente de la llegada del Covid ¿en que posición estaba México a nivel mundial en materia de inocuidad?
– Bueno, me parece que esta es una gran área de oportunidad, creo que andamos como a un 5% de empresas que tienen certificaciones, a nivel nacional o internacional en materia de inocuidad, hay diferentes ángulos para ver esto, nosotros lo que vemos es un área de oportunidad enorme, según datos oficiales, hay alrededor de 300,000 productores que deberían de tener buenas prácticas y no las tienen, nada más del sector que comercializa con mercados formales y en el extranjero.

– Y con el T-MEC prácticamente encima.
– Si, habrá mucha presión, viene muy fuerte, aunque se anunció la Ley de Modernización de la Inocuidad de los Estados Unidos desde el 2011, hace dos o tres años empezaron a actuar con mayor rigor y hace más o menos un año, las alertas sanitarias crecieron enormemente en Estados Unidos, nada más de productores mexicanos, así que a raíz de este T-MEC, se vendrán las medidas mucho más fuertes, así que es una exhortación al sector de alimentos en todos sus niveles a que realmente hagan la tarea. Los mexicanos merecemos una almentación digna.

– Y ahí entra el factor educación, tanto de los productores como de los consumidores, da la impresión que los mexicanos tenemos estómago de acero, comemos cosas que podrían enfermarnos gravemente y afortunadamente no sucede así, aunque claro, también influye el factor económico.
– Si nos acercamos al sector salud y preguntamos la cantidad de enfermedades que producen los alimentos, encontraremos un universo de información que nunca llega al público en general, ha habido casos de salmonela que no aparece y el extremo se puede llegar a la muerte, pero nunca aparece en medios. Nosotros hemos tenido la oportunidad de difundir casos de pollerías que han sido cerradas por presencia de salmonela, pero me pregunto ¿por qué los medios tradicionales no comunican eso? Se minimiza el tema, por eso el Covid nos ha tomado con una gran vulnerabilidad.

– ¿Crees que las costumbres de higiene del público en general puedan cambiar por esta pandemia?
– Definitivamente, habrá un parteaguas, las costumbres por ejemplo de compras del público, otro ejemplo el sector restaurantero que ha resultado tan gravemete afectado y por otro lado un segmento que ha subido mucho es el food service, la reconfiguración será tremenda. Por otra parte, el mercado informal tendrá que mejorar sus prácticas.

 

Inocuo TV tiene grandes planes en el futuro y se centrará en tres temas importantes: la economía, el fortalecimiento del sistema inmunológico de los consmidores y la implantación de nuevos modelos de trabajo y de comercialización en todo el mundo, por ejemplo el home office, que viene muy fuerte.

El que produce alimentos debe fortalecerse a través de las prácticas que lo lleven a entregar al consumidor, pasando por supuesto por todas las partes de la cadena, un alimento digno e inocuo.

La inocuidad cuida al consumidor y es la misión de Inocuo TV.

Deja una respuesta